Encuentro Nacional de Citroneteros en Quillón

Fecha: 05 de Noviembre del 2011. 11:00 horas.
Ciudad: Quillón.
Entrada: Liberada.

A lo menos unas 50 citronetas pretenden reunir en Quillón, los amantes de ese vehículo que ya cumple mas de 60 años de historia.

El encuentro preparado por el Club de Citronetas de Chillán, realizará en Quillón la sexta versión del encuentro, acaparando la presencia de maquinas cuyos modelos ya poco quedan: AX 330, 2B6, ASAM, AZÚ, AK 6, AMY 8, entre otros modelos de joyitas, muchas llegaran enchuladas y a tono con la época.

Gerardo Sanhueza, coordinador del evento a nivel Comunal, precisó que el próximo 05 de Noviembre, desde las 11 de la mañana, la Palaza de Quillón, será testigo de tan importante y remembrado momento, señaló que el año pasado, la cita fue en Chillán, hasta allí llegaron solo 17 maquinas de diferentes puntos del país.

El evento, es organizado por la Municipalidad de Quillón y el Club de Citronetas de Chillán, Sanhueza indico que los interesados en participar deben tomar contacto al celular 75694028.

La Citroneta en Chile

A finales de los años 50 el parque automotriz de Chile se componía de unos 160.000 vehículos, donde las ¾ parte estaban en la Capital, de ellos unos 75.000 eran utilitarios.

En esos años se promovía el ensamblaje de los automóviles en el país, poniendo altas tarifas aduaneras para los productos importados.

En 1957 la Corporación de Fomento (CORFO) prohíbe toda importación de vehículos de turismo. Es en ese año y en esas condiciones que Citroen se implanta en Chile con una licencia de importación, fabricación y comercialización.

Su fábrica de montaje se encontraba en Arica, a unos 2.300 kilómetros al Norte de Santiago, pero manteniendo en la Capital chilena, una línea de acabado de los vehículos ensamblados en Arica.

Las piezas primero son traídas desde Francia, luego de España y Argentina. Los vehículos que se producen son a base de un chasis AZU y debido a la imposición de exigencias por parte de la Comisión Automotriz, nace un pick-up (Citroneta) y un furgón comercial (Furgoneta).

A consecuencia de esto fue que se propagó la denominación “Citroneta”, la cual aún está en uso en Chile.

Al contrario de lo que sucede en Francia y otros países europeos, donde existen Impuestos según la potencia fiscal del motor, en Chile no se adopta el nombre de 2CV, ya que podía llevar a pensar que el motor era de dos caballos, cuando este en realidad desarrollaba unos 12 HP primero, para llegar a los 18 caballos de potencia a fines de los ’60.

En un principio, la “Citroneta” fue construida en una versión dos puertas, sin puerta de baúl. Luego se incluyeron dos puertas traseras y una tapa de baúl.

Gran parte de las piezas utilizadas en el montaje de la “Citroneta” eran producidas localmente, siendo réplicas de las originales.

A partir de 1970 entra en producción el AX330, (equivalente a nuestro 3CV) con motor de 602 cm3 y 32 caballos de potencia, en versiones sedan, furgoneta (AK-6) y pick-up, más tarde aparece el ami 8 Club importado de Argentina.

La producción de “Citronetas” en Chile finaliza en 1979, al igual que en Argentina, debido a la política adoptada por la Casa Matriz en Francia. Para estos años hacen su aparición los modelos CX y GS.

La década de los ’80 fue inaugurada con el modelo GSA y con la última “Citroneta”, el 2CV 6, de origen francés y que se comercializó hasta 1983. De la misma manera, los modelos Visa y Visa II (Francia) tuvieron gran éxito con cerca de 8.000 unidades vendidas entre 1979 y 1983. En Agosto de 1983, se lleva a cabo el traspaso de propiedad de Citroën Chile, filial de Automóviles Citroën, a un grupo de accionistas chilenos, que desde esa fecha tienen la administración de la empresa. Cabe destacar, que a comienzos de los ’80, Citroën gozaba de un parque activo de 55 mil vehículos, ocupando el 3º lugar de participación de marca en el mercado automotriz nacional.

Información facilitada por el departamento de prensa quillon.cl y citroenet.org.uk




Ver mapa más grande

Te invitamos a comentar

Bajo la sección: Panoramas

Tags: